UE niega acceso a documentos de derechos humanos