Foto: Especial

Tequila holandés, “mejor que el mexicano”

BRUSELAS (apro).- En una breve ceremonia para la prensa, realizada en la Comisión Europea el pasado 20 de marzo, el comisario europeo de agricultura, Phil Hogan, entregó al subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Julián Ventura, el certificado de registro que otorga al tequila el reconocimiento como bebida espirituosa con indicación geográfica en los mercados de los países de la Unión Europea (UE).

Hubo discursos de satisfacción y abrazos de felicitación. Los funcionarios hablaron “de un gran día” para la industria del tequila, cuyas exportaciones a la UE, su segundo cliente, representa el 10% de su totalidad (Estados Unidos concentra 85%).

En 2018, México exportó casi 19 millones de litros de tequila a la UE, de ellos cinco millones 483 mil a Alemania, tres millones 297.836 a España y dos millones 925.639 a Francia.

Como consecuencia del registro, la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT) espera que las exportaciones de 2019 crezcan de cuatro a cinco por ciento.

México ya había firmado en 1997 un acuerdo con la UE sobre el reconocimiento mutuo y la protección de bebidas espirituosas de terceros países. En octubre de 2012, el Consejo Regulador del Tequila (CRT), con autorización del gobierno mexicano, solicitó a la Comisión Europea que además reconociera en su ley interna la denominación de origen del tequila.

La Comisión Europea adoptó ese reconocimiento el 27 de febrero pasado y entró en vigor el 20 de marzo siguiente. El tequila quedó así protegido bajo el reglamento 110/2008 de la UE al mismo nivel que las bebidas europeas, lo cual sólo lo había conseguido el ron de Guatemala y el pisco de Perú.

De ahora en adelante, precisó el CRT, “nadie puede utilizar la indicación geográfica ‘tequila’ para ningún producto igual o similar, o servicios, sin autorización del CRT. También queda prohibido hacer uso de un nombre “similar en grado de confusión”, y en caso de imitaciones o uso de la palabra tequila sin permiso, el CRT puede ejercer acción penal en contra de los propietarios de las mismas.

Entre 2008 y 2015, se retiraron 24 mil 700 litros de tequila apócrifo en Alemania, el país europeo con más decomisos.

“Quisiera extender mis más sentidas felicitaciones a nuestros colegas mexicanos. La incorporación del tequila a la lista de bebidas espirituosas con indicación geográfica de la UE es el último paso en la cooperación entre México y la UE”, señaló Hogan en la rueda de prensa del 20 de marzo en Bruselas, previo a la recepción donde los funcionarios de ambas partes, los representantes del CRT y los periodistas degustaron tequilas de marcas como Olmeca, Patrón, Sauza o Don Julio, mientras comían antojitos mexicanos y escuchaban mariachis.

Pero esa felicidad no es compartida por todo mundo. Un grupo de empresarios holandeses informó a este columnista que está preparando con sus abogados un recurso contra la Comisión Europea para que retire el reconocimiento que ha dado al tequila, ya que lo consideran un término genérico como la palabra “cerveza” que no debe ser de uso exclusivo de México.

Foto: Especial

La historia es la siguiente. El 27 de febrero último, el mismo día que se anunció la incorporación del tequila al listado de indicaciones geográficas de la UE, un ciudadano holandés contactó a la Comisión Europea.

El funcionario que recibió la llamada quedó sorprendido. El hombre le explicó que se había enterado del registro del tequila en la UE a través del boletín de prensa que había sido publicado. Narró que tenía el proyecto de producir y comercializar un tequila. Quería saber si implicaba un problema que tal tequila no proviniera de México. Dijo que era un “tequila” hecho totalmente en Holanda y que estaría elaborado a base de ginebra.

El funcionario europeo no lo podía creer. Y más cuando escuchó el nombre del producto como se pretende vender en las tiendas europeas: Dutch Tequila (“Tequila holandés”), acompañado de la leyenda: “tequila con sabor a ginebra”.

El hombre, comenta un funcionario de la Comisión Europea, parecía no darse cuenta que estaba confesando una doble infracción a la ley, pues tanto el tequila como la ginebra son bebidas con reconocimiento de origen en la UE.

El Dutch Tequila, que contendría un nivel de alcohol de 38 grados, aún no es producido ni embotellado, pero ya cuenta con un portal de internet en construcción donde se muestra el prototipo de una botella de 70 centilitros.

En la etiqueta frontal se lee en letras mayúsculas estilo western la palabra Dutch Tequila. Abajo se observa un paisaje mexicano con cactus, un hombre montando una vaca y un típico molino holandés de cuatro aspas. En un cintillo plástico rodeando el cuello de la botella se exhibe el dibujo de una especie de casco de conquistador español con una planta de agave a cada costado; la tapa está coronada por un pequeño molino de color dorado.

En la etiqueta trasera se relata de dónde viene la idea de crear esa singular bebida. Se lee: “Era el verano de 2018. Billy y Richard estaban sentados afuera de un bar. ‘Vamos por unos tragos’, dijo Richard, y ordenaron unos caballitos de tequila. Después de beberlos se miraron uno al otro con una mueca y exclamaron simultáneamente: ‘Seguramente podemos hacer algo mejor que esto. Hasta ahora sólo ha habido tequila mexicano, ¡vamos a hacer uno holandés!’. Tan pronto lo dijeron, lo hicieron. Después de mucho mezclar, degustar y experimentar con varias bebidas espirituosas holandesas, nació el tequila holandés”.

Más abajo se agrega: “Este delicioso tequila está basado en la gin holandesa, de la cual se originó la ginebra. El tequila holandés es suave sobre la lengua, y tiene el inconfundible sabor del agave tequilero”. Y hay una recomendación sobre cómo tomarlo: “Es delicioso como trago, y es genial mezclado con cola, pero los conocedores también amarán beberlo directamente en las rocas”.

En una conversación vía correo electrónico, Richard Witteveen, el director ejecutivo de Dutch Eureka B.V., la propietaria de Dutch Tequila, anunció que “esperan introducir su producto al mercado en mayo de este año”.

–¿Sabía que el nombre “Tequila” está protegido por la legislación de la UE?

Hemos sido informados que el nombre tequila es injustamente protegida por la ley europea. Sin embargo, la protección del nombre no es válida porque ‘Tequila’ es un nombre genérico. Por eso la consideramos una protección injusta basada en la preservación geográfica.

“En este momento nuestra compañía está ocupada preparando una solicitud de cancelación (del reconocimiento del tequila) para la Comisión Europea. Con esta solicitud de cancelación pedimos que la palabra ‘Tequila’ sea retirada de la lista de indicaciones geográficas.

“Lógicamente, el uso de la palabra ‘Tequila’ representa exactamente el mismo caso que el uso de la palabra ‘Cerveza’ en el contexto antes mencionado. De ahí el hecho de que estemos seguros de ganar una demanda. Además, hay más compañías de diferentes países que quieren unirse a nosotros en este proceso. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que el ‘Tequila’ sea eliminado de la lista de indicaciones geográficas”.

–Por lo pronto, ¿cambiará el nombre de su producto quitando la palabra “Tequila”?

–Lanzaremos nuestro producto con otro nombre hasta que ganemos la demanda y el nombre “Tequila” deje de ser protegido por la lista de indicaciones geográficas. Nuestro (nuevo) nombre será presentado en las próximas semanas, estén pendientes.

No sería el único caso en los tribunales. Una acusación ya en litigio es el de la famosa cerveza francesa Desperados, nombre sacado de la película dirigida por Robert Rodríguez en la que actúan el español Antonio Banderas y Salma Hayek.

Desperados es una cerveza que fabrica en Estrasburgo, Francia, Brasserie Fischer, perteneciente al grupo holandés Heineken. Salió al mercado en 1995 durante los juegos olímpicos de invierno en la ciudad francesa de Grenoble. Su eslogan era: “Desperados, más peligrosa que un mexicano en esquís”, y en su lanzamiento se incluyó una publicidad donde un perro orinaba a un mexicano.

La empresa copió el envase de las cervezas mexicanas y usó los colores de la bandera nacional. En medio de la etiqueta escribió la palabra “cerveza” en español y también la leyenda “tequila”, dando a entender que contenía una combinación de ambas bebidas (en letras chiquitas se especificaba que en realidad se trataba de aromatizante a tequila). Como era la época en que en Europa estaba de moda la comida mexicana y Tex-mex, Desperados tuvo un éxito fenomenal.

El gobierno mexicano del entonces presidente Ernesto Zedillo protestó y las autoridades francesas de la competencia aceptaron que el producto confundía al consumidor. La cerveza apareció después con la leyenda “con aroma a tequila”.

Desperados continuó creciendo en ventas y lanzó al mercado otros productos con la misma marca. Ocho de sus 10 variantes comercializadas actualmente en 70 países del mundo indican que contienen “aroma a tequila”. En muchos restaurantes europeos, Desperados aparece en los menús como “cerveza mexicana”, y es servida con un trocito de limón con cáscara atorado en el cuello de la botella, como las mexicanas en Europa.

El CRT ha explicado que la manera en que Heineken intenta burlar la denominación de origen del tequila es comprando algo de tequila auténtico y evaporarlo para aromatizar millones de litros de cerveza. La norma mexicana establece que para poder vender una bebida mezclada “con tequila” es necesario que éste represente 25% del contenido del producto. Si fuera elaborada “de tequila”, entonces ese contenido tendría que llegar al menos a 51%.

En Europa abundan las marcas de tequila con ese mínimo 51% de azúcares de agave (el resto son otros azúcares). Son productos preparados con tequila importado a granel y luego envasado en los países europeos. Esos tequilas no han ayudado mucho a la fama en Europa del tequila, que es la de una bebida de mala calidad que causa resacas memorables y que suele consumirse en fiestas de jóvenes que sólo buscan emborracharse rápidamente.

Foto: Marco Appel

Durante años se intentó llegar a una solución amigable con Heineken, que ha seguido gastado fuertes sumas de dinero en campañas de publicidad que han dado a Desperados una imagen juvenil y “alternativa”, que la ha posicionado como una de las cervezas preferidas por los jóvenes europeos.

El CRT envió cartas a Heineken en las que incluso se advertía que no buscaba una indemnización por el tiempo que había durado el conflicto. Los tequileros sólo querían que la holandesa retirara la palabra “tequila” de su cerveza o que comprara suficiente tequila para poder cumplir con la norma. No hubo otro camino y, en junio de 2017, la cervecería holandesa fue demandada.

El presidente de la CRT, Ramón González Figueroa, declaró a la revista Expansión que en este momento se están presentando todas las pruebas a los jueces que están llevando el caso en Holanda y Francia. Entre esas pruebas está incluido el reciente reconocimiento de la UE.

Pero mientras las autoridades mexicanas aplaudían el 20 de marzo una mejor protección legal del tequila y lo festejaban con música de mariachis en la Comisión Europea, Heineken desplegaba una vasta campaña publicitaria de Desperados en los paraderos de transporte público de Bruselas con un gran eslogan: “Nosotros somos la fiesta” (We are the party).

*Esta columna Europafocus fue publicada el 2 de abril de 2019 en el portal de la revista PROCESO. Aquí puedes leer el texto original.

Written By
More from Marco Appel

DEL ARCHIVO GLOBAL: La hipocresía alemana

Un informe del Consejo de Ministros de la Unión Europea revela que...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.