“Tecatito”, una estrella ascendente en Europa

[signoff]Artículo publicado en la edición del 8 de marzo de 2015 de la revista PROCESO[/signoff]

Corona Playera Twente JubileumEn sólo un año y medio, el futbolista mexicano Jesús Corona Tecatito pasó de sufrir una crisis deportiva a convertirse en protagonista de un club europeo, el Twente de los Países Bajos. El joven seleccionado nacional, además, ya es el mexicano más anotador en la historia de la primera división holandesa. Sin embargo, su futuro no es totalmente luminoso: aún debe mejorar su capacidad de regatear y su forma física, y no quedan claros los planes que su equipo tiene para él.

 

 

BRUSELAS (Proceso).- A sus 22 años, el exdelantero del Monterrey Jesús Corona Ruiz, conocido como Tecatito, atraviesa su mejor momento en el futbol holandés aun cuando su equipo, el FC Twente, enfrenta una racha de cuatro derrotas al hilo y un empate.

De enero a la fecha, el club asentado en la ciudad de Enschede –al este del país– cayó del cuarto al noveno lugar de la Eredivisie, la primera división de la liga holandesa, y ahora está a 32 puntos del líder del campeonato, el PSV Eindhoven, donde milita el también mexicano Andrés Guardado.

No obstante, a 10 fechas de que finalice el torneo, Corona es uno de los hombres más importantes de su escuadra, según las encuestas que después de cada cotejo efectúa el periódico regional De Twentsche Courant Tubantia. Tras la derrota de dos goles a uno contra el Vitesse el pasado 22 de febrero, la afición eligió al mexicano, quien marcó el tanto del empate, como el segundo “mejor jugador del Twente”, igual que tras el juego más reciente, cuando el FC Twente igualó a uno contra el Breda.

Con nueve goles marcados esta temporada, el Tecatito se convirtió en el mexicano más anotador de la Eredivisie. Le sigue Héctor Moreno –hoy con el RCD Español–, quien consiguió seis tantos durante el tiempo que jugó en el AZ Alkmaar (2007-2011), con el que se coronó campeón en 2009.

Más aún: En diciembre pasado los seguidores del Twente designaron al mexicano como el mejor jugador del conjunto en la primera mitad de la temporada. Superó al delantero holandés Luc Castaignos –el máximo goleador en la historia de la selección Sub 17 de su país– y al danés Andreas Bjelland, capitán del equipo.

Por su amplia popularidad, Corona incluso protagonizó los carteles publicitarios de la camiseta que conmemora el medio siglo de vida del club, estrenada a finales de enero.

En entrevista, Corona confiesa: “Pasan muchas cosas por mi cabeza ahora que me está yendo bien. Sobre todo pienso lo que tuve que recorrer. El primer año me costó mucho trabajo, pero ahora estoy viendo los resultados. Me encuentro muy contento con mis compañeros y mi club, que siempre me han apoyado, en las buenas o en las malas”.

Para completar su año, el 12 de noviembre debutó con la Selección nacional en un partido amistoso contra Holanda, en ­Ámsterdam, que los mexicanos ganaron 3-2. Corona ingresó al campo en el minuto 60, y en el 61 dio el pase que Carlos Vela convirtió en el segundo tanto del tricolor.

Como consecuencia de todo lo reseñado, el valor del ariete oriundo de Hermosillo, Sonora, se incrementó significativamente en tan sólo un año y medio.

Corona fue presentado el 26 de agosto de 2013 por el presidente del club, Joop Munsterman, a los aficionados tukkers, una palabra que en su origen se usó peyorativamente para referirse a los campesinos de esa región rural, y que ahora reivindican sus habitantes.

El Twente pagó a los Rayados de Monterrey una cláusula de rescisión de 5 millones de dólares para adquirir a Corona. A principios de diciembre pasado, el mexicano extendió su contrato con el cuadro de Enschede hasta mediados de 2018, y firmó una nueva cláusula de salida, pero ahora por 30 millones de dólares, de acuerdo con información de la cadena deportiva ESPN difundida el jueves 5.

Choque cultural

El club holandés adquirió al Tecatito para que ocupara “un lugar en el primer equipo”, sostuvo ante los medios holandeses el portavoz Richard Peters cuando se presentó al mexicano. En esa ocasión, Corona declaró a los periodistas que había trabajado “muy duro para estar ahí” y expresó su admiración por el balompié neerlandés.

Sin embargo, tuvo un mal arranque, que se reflejó en una caída temporal de medio millón de euros en su valor. El recién llegado no tenía la suficiente motivación ni buena forma física, ya que estaba “demasiado pesado” para los estándares de la liga mayor, relató el semanario deportivo holandés Voetbal International. Por esa razón el sonorense fue relegado al segundo equipo. Sólo esta temporada –que comenzó en septiembre pasado– el deportista pudo brincar al primer cuadro y ganarse la titularidad.

Cuando Proceso le pregunta sobre las causas de ese tropiezo, el mexicano se refiere al choque cultural:

“Pasa como en cualquier ocupación. El primer año siempre es el más difícil. Pudo haber sido el cambio de cultura, el vivir en un país diferente. Va por ahí. Pero no haber bajado los brazos me ayudó y ahora estoy en otra posición.”

–¿La barrera del idioma te deprimió? ¿Te descontroló hallarte en un país tan distinto a México?

–Sí, claro. El primer año fue muy difícil por todos esos aspectos. No hablaba el idioma. Llegué a un país con una cultura diferente, pero ahora estoy hablando más en inglés, y eso me ayuda a comunicarme con mis compañeros de equipo.

“Mexicano talentoso”

Alfred Schreuder, entrenador del Twente entre febrero y abril de 2013, manifestó a la prensa neerlandesa que Corona tenía todos los atributos para convertirse en un futbolista de alto nivel. Se refirió a él como un jugador “inteligente y brillante”, con la técnica y el talento necesarios para decidir los partidos. Pero Schreuder también advirtió que su punto débil es el físico.

El artillero hermosillense asevera que su juego mejoró desde que está en Holanda, la cuna del llamado “futbol total”, un estilo ofensivo y muy organizado en el que todos los jugadores son capaces de atacar y defender.

“Defienden los 11 y después atacan. Eso no lo hacía en México. Además, ahora puedo aguantar más los golpes y los forcejeos en la cancha. Me siento más fuerte”. Afirma también que perfeccionó su posición defensiva y ganó confianza, algo que atribuye a la vida disciplinada y saludable que lleva en Europa.

No obstante, admite que todavía puede desarrollar más su físico y su técnica de dribles: “Me falta un poco más”.

En todo caso, el desempeño del Tecatito parece haber despertado el interés de otros combinados. La página italiana CalcioNews24 asentó el 26 de enero pasado que, tres días antes, observadores del Roma, Inter de Milán, Nápoles y AC Milán asistieron al juego del Twente contra el Heracles para ver en acción al “talentoso mexicano”.

La misma publicación difundió este 25 de febrero que dos equipos de la Premier League inglesa –Southampton y el poderoso Manchester United– estaban interesados en ficharlo, aunque no dio más detalles.

De acuerdo con información que ­circuló a finales de noviembre pasado, Southampton estaba dispuesto a pagar los 2.5 millones de libras en que estaba valorado Corona en aquel momento.

El número 11 del Twente asegura a este semanario que no ha recibido ofertas de otros clubes. Pero en caso de que lleguen, dice, él preferiría continuar con su equipo pese a que lo “vuelve loco” la idea de competir en la liga española o inglesa.

“Estoy concentrado aquí, haciendo las cosas bien”, comenta. Y explica que él querría quedarse una o dos temporadas más en Enschede, para luego pasar a un equipo más grande.

No obstante, tal vez salga antes: el extécnico Schreuder declaró que la directiva considera dejar partir al Tecatito la próxima temporada, ya que “la filosofía del Twente es comprar jóvenes prometedores”, desarrollar sus capacidades “en dos o tres años” y, de presentarse la oportunidad, venderlos a clubes mayores.

Jair Muñoz, director del sitio en internet loseuropeos.eu, que desde Londres sigue a los mexicanos en las ligas europeas, opina que lo mejor para Corona sería permanecer al menos un año más en Holanda para madurar técnica y físicamente.

“Héctor Moreno, Francisco Maza Rodríguez y Carlos Salcido crecieron en la Eredivisie, pero tomó tiempo. Tecatito está joven y no hay prisa”, considera Muñoz: “Corona necesita más volumen físico: si ahora se va a jugar a España, no tendrá tantos problemas, pero si su destino es la Bundesliga o la liga inglesa, ahí importa más el poder corporal”.

–¿Qué aporta el jugador mexicano al futbol holandés? –se le inquiere al Tecatito, para finalizar.

–Garra. Más que técnica y drible, que es lo que más me gusta hacer, el mexicano aporta garra y hambre de querer más. Tenemos madera para salir y luchar por un sueño, sobre todo en Europa. Muchos mexicanos tienen talento para venir a jugar aquí.

Written By
More from Marco Appel

Amir Taaki, el hacker británico que combatió en Siria

BRUSELAS (apro).- Un día de febrero de 2015, Amir Taaki tomó un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.